miércoles, 10 de diciembre de 2008

Aunque joda.

En el fondo era como si todos estuviesen presintiendo o hasta descubriendo que, así como el amor es ciego, la amistad es entender hasta lo que uno no entiende de sus amigos y perdonarles absolutamente todo, aunque joda."

Bryce Echenique ( No me esperen en abril)

miércoles, 29 de octubre de 2008

La vida no la ensena nadie


De esa época venían sus teorías más bien simplistas sobre la relación entre el físico de las mujeres y sus aptitudes para el amor. Desconfiaba del tipo sensual, las que parecían capaces de comerse crudo a un caimán de aguja, y que solían ser las más pasivas en la cama. Su tipo era el contrario: esas ranitas escuálidas por las que nadie se tomaba el trabajo de volverse a mirar en la calle, que parecían quedar en nada cuando se quitaban la ropa, que daban lástima por el crujido de los huesos al primer impacto, y sin embargo podía dejar listo para el cajón de la basura al más hablador de los machucantes. Había tomado nota de esas observaciones prematuras con la intención de escribir un suplemento práctico del SECRETARIO DE LOS ENAMORADOS,pero el proyecto fue desechado después de que Ausencia Santander lo volteó al derecho y al revés con su sabiduría de perra vieja, lo paró de cabeza, lo subió y lo bajó, lo volvió a parir como nuevo, le hizo trizas sus virtuosismos teóricos, y le enseñó lo único que tenía que aprender para el amor: que a la vida no la enseña nadie....."

sábado, 11 de octubre de 2008

DOLOR. Alfonsina Storni,

Canta Paco Ibanez.

Aca ya la pequena poetisa nos anunciaba su muerte.



Quisiera esta tarde divina de octubre
pasear por la orilla lejana del mar,
que la arena de oro, y las aguas verdes
y los cielos puros me vieran pasar.

Ser alta, soberbia, perfecta quisiera
como una romana, para concordar
con las grandes olas y las rocas muertas
y las anchas playas que ciñen el mar.

Con el paso lento y los ojos fríos
y la boca honda dejarme llevar...
Ver como las olas azules se rompen
contra los granitos y no parpadear...

Ver como las aves rapaces se comen
los peces pequeños y no despertar...
Ver como pudieran las frágiles barcas
hundirse en las aguas y no suspirar...

Ver como se adelanta la garganta al aire
el hombre más bello y no desear amar...
Perder la mirada distraídamente,perderla
y que nunca la vuelva a encontrar,

la figura erguida entre cielo y playa

sentirme el olvido perenne del mar.

sábado, 4 de octubre de 2008

La familia, la propiedad privada y el amor

Silvio



"Si amas sin la iglesia y sin la ley"

lunes, 22 de septiembre de 2008

Aquellos que arden

La única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas. "

Jack Kerouac

sábado, 13 de septiembre de 2008

La conjura de los necios



En un lugar de la mancha de cuyo nombre no quiero acordarme...
Miguel De Cervantes
Caballero de la Fe

Sobrehumana inquietud
esa que empuja tu arrogante paso
por las secas praderas de la mancha
Quedan atrás tu descuidada hacienda
y el galgo corredor con que salias de caza
antes de distraerte ociosamente
con anécdotas de Palmerines o Amadises
que mortificándote el juicio
te lanzan hoy por esta tierra de nadie
a descubrir tus verdaderos
duelos y quebrantos.

Las armas llevas puestas
Difícilmente montas sobre el maltrecho animal
cuyo nombre recuerda lo que antes fuera.
En tu enfebrecido corazon escondes el secreto
de una vieja pasion no conquistada.
Y en este caluroso amanecer de un día de julio
al campo sales en busca de aventuras
confiando en que tu fe y tu voluntad
habrán de darte amor y fama.

Pero oteas de pronto el horizonte
y reconoces que a pesar de tus nobles intenciones
mas fuerte que tu brazo y que tu lanza
es esa triste soledad que te acompaña.
Del inútil intento convencido pareces ver la luz.
Nuevamente traspasas la puerta del corral
te deshaces de todos tus pertrechos
- en el establo ya has dejado la cabalgadura-
y regresas a tu lecho de cristiano viejo
con la esperanza de encontrar alivio en el sosiego.

Antes de acomodarte le pides a tu Dios
te conceda el milagro de ese otro feliz día
en que surja el fabulador que te redima.
Otro ingenioso hidalgo armado de una pluma
escribiendo la historia que sabemos.
Aquella donde tu -como siempre- eres quien eres:
el invencible héroe en constante batalla
entretejiendo en sueños las mas terrena gloria.

Teo Noriega

Vaya el post por Toronjo.. hermano añejo

sábado, 30 de agosto de 2008

Onicofagia


Ojalá pudieras ver cómo me sangran los dedos y cuando aprieto cada letra del teclado, un chorrito de sangre salta en mi ropa blanca. Todo comenzó porque me comí un poco las uñas, sólo una parte. Estaba nerviosa, complicada contigo. Me quedó un trozo de pellejo colgando al que no me pude resistir y arranqué de cuajo con los dientes. Así empezó todo. Un dedo, luego otro y otro hasta completar diez. Me comí las uñas enteras hasta no dejar nada. Eso era normal, onicofagia le llaman. De eso sufro.

Las puntas de los dedos estaban rojas y la carne viva, pero ese dolor es soportable, nada comparado con tu abandono, hace ya dos meses desde tu partida cuando te fuiste despidiéndote tiernamente de mí y nunca más volví a saber de tu existencia. Pero no importa. No es nada.

La terneza de las rosadas carnes no era suficiente para detener mi ansiedad de escribirte un mensaje, de solicitar alguna explicación o al menos reclamar el pedazo de amor que me corresponde. Entonces no bastó con mordisquearme. Además tomé una tijera y amputé la punta de los dedos que estaban inservibles. La primera falange fuera, la segunda y me entusiasmé. No podía dejar de mirar mi teclado rojo y mojado chorreando el escritorio, fue el zumbido ese el que me hizo dar cuenta que empezó a llenarse de moscas que chapoteaban sus patas peludas en la sangre y aún así me tentaba a escribirte.

Todavía se notaba un rasgo de mano con atisbos de dedos, una especie de muñón que quería escribir. Tenían fuerza y voluntad propia, casi me obligaban a teclear, a expresarme, a decir, a hablar lo que ya no aguanto callar. Entonces con la boca tomé como pude un machete de la cocina y con él guillotiné en la sección muñecas.

Ahora golpeo el teclado y sí que saltan pequeños trozos ya casi coagulados. Hace ya dos horas que me desangro, lentamente y te escribo, pero no logro recordar lo que quería decirte.

Valeska Pizarro

viernes, 29 de agosto de 2008

Haciamos el amor

Ella y Yo hacíamos el amor compulsivamente. Lo hacíamos deliberadamente.

Lo hacíamos espontáneamente. Pero sobre todo, hacíamos el amor diariamente. O en otras palabras, los lunes, los martes y los miércoles, hacíamos el amor invariablemente. Los jueves, los viernes y los sábados, hacíamos el amor igualmente. Por últimos los domingos hacíamos el amor religiosamente .
Hicimos también el amor por ósmosis y por simbiosis: a eso le llamábamos hacer el amor científicamente. Pero también hicimos el amor yo a ella y ella a mí: es decir, recíprocamente.

Y cuando ella se quedaba a la mitad de un orgasmo y yo, con el miembro convertido en un músculo fláccido no podía llenarla, entonces hacíamos el amor lastimosamente.
Lo cual no tiene nada que ver con las veces en que yo me imaginaba que no iba a poder, y no podía, y ella pensaba que no iba a sentir, y no sentía, o bien estábamos tan cansados y tan preocupados que ninguno de los dos alcanzaba el orgasmo. Decíamos, entonces, que habíamos hecho el amor aproximadamente (...)

Para envidia de nuestros amigos y enemigos, hacíamos el amor ilimitadamente, magistralmente, legendariamente. Para honra de nuestros padres, hacíamos el amor moralmente. Para escándalo de la sociedad, hacíamos el amor ilegalmente.

Para alegría de los psiquiatras, hacíamos el amor sintomáticamente. Y, sobre todo, hacíamos el amor físicamente.

También lo hicimos de pie y cantando, de rodillas y rezando, acostados y soñando.

Y sobre todo, y por simple razón de que yo lo quería así y ella también, hacíamos el amor voluntariamente.

jueves, 28 de agosto de 2008

Defender la alegria. .. (de las ausencias breves y de las definitivas)

Guerrero del perdón : Huberth Lanssiers.

Porque se queda en el Perú?

Pregunta difícil de contestar en la medida en que, sino lo soy, me siento peruano.

No voy a enumerar los lazos multiformes que me atan al Perú; no quiero mojar mi pluma en la sopa cósmica.

Este país tiene la exasperante virtud de sacar a la superficie lo mejor que uno tiene..también lo peor.

Hace circular la adrenalina a una velocidad extrema, lo que puede estimular la inteligencia o provocar un infarto prematuro. Nos hace navegar en las fronteras donde se confunde lo posible con lo imposible, nos obliga entonces a escoger entre la acción y la dimisión, a echar definitivamente el ancla o navegar, mar adentro, en la búsqueda de nuevas Indias, en busca de una revelación suprema que, quizás, no existe.

Este país no tolera que arrastremos nuestra alma en un costal, con el oscuro miedo de olvidarlo en alguna parte. Nos compele a movilizar, en una tensión continua, todos los recursos de nuestra inteligencia, de nuestra imaginación y también de nuestra ternura. Nos revela brutalmente nuestra mediocridad o la tentativa que hacemos por salir de ella.

'Peru, patibulo de justos' escribíaValcarcel pero no presto atención y pienso en cambio, en estos hombres y mujeres que, a pesar de los insultos, siguen luchando por los derechos de los desprotegidos.

Ningún patíbulo es lo bastante sólido para ahorcar a estos hombres y ningún cementerio lo suficientemente vasto para inhumar sus sueños.

Es por eso que, quiénes amamos, este país con una pasión rabiosa sentimos la urgencia de luchar para apagar la tristeza de los poetas que murieron de la patria, como Vallejo cuando escribe ' La palabra Perú llena de sangre'o Juan Gonzalo Rose en sus versos terribles: 'Para comerse un hombre, en el Perú hay que sacarle primero las espinas'.

Me quedo en el Perú porque me hace vivir y no permitirá si un día aquí me muero, que muera en paz.

La rana que quería ser una rana autentica



Había una vez una rana que quería ser una Rana auténtica, y todos los días se esforzaba en ello.

Al principio se compró un espejo en el que se miraba largamente buscando su ansiada autenticidad. Unas veces parecía encontrarla y otras no, según el humor de ese día o de la hora, hasta que se cansó de esto y guardó el espejo en un baúl.

Por fin pensó que la única forma de conocer su propio valor estaba en la opinión de la gente, y comenzó a peinarse y a vestirse y a desvestirse (cuando no le quedaba otro recurso) para saber si los demás la aprobaban y reconocían que era una Rana auténtica.

Un día observó que lo que más admiraban de ella era su cuerpo, especialmente sus piernas, de manera que se dedicó a hacer sentadillas y a saltar para tener unas ancas cada vez mejores, y sentía que todos la aplaudían.

Y así seguía haciendo esfuerzos hasta que, dispuesta a cualquier cosa para lograr que la consideraran una Rana auténtica, se dejaba arrancar las ancas, y los otros se las comían, y ella todavía alcanzaba a oír con amargura cuando decían que qué buena rana, que parecía pollo.

Augusto Monterroso

Correo electronico



A mail in the life

Desde hace unos meses le mando correos electrónicos a mi mujer haciéndole creer que soy otro. Al principio se los tomo a broma, pero poco a poco empezó a entregarse, a fantasear con mis mensajes, a compartir con mi otro yo sus deseos mas inconfesables. Le he puesto trampas para saber si sospecha algo y no es así. Ha caído redonda.

No puedo negar que parece más feliz y hasta me hice de rogar cuando me pidió que la sodomizara, tal como se lo había recomendado bajo mi personalidad secreta. Pero hasta aquí hemos llegado porque he decidido escarmentarla.

Voy a suicidarme para que nos pierda a los dos.

Fernando Iwasaki

sábado, 19 de abril de 2008

Padecimiento?..

...la vi entrar a la tienda en cuya vitrina había un cartel donde rezaba: ¿ padece de pecas? "Pues no, no padezco de pecas", le dice Pippi al dependiente. "Pero, querida niña", responde el pobre dependiente, "si tienes toda la cara llena de pecas..." "Claro que sí", replica Pippi, "pero no padezco de ellas. A mí me gustan. ¡Buenos días!"
Ricardo Bada en su articulo Pippa medias largas

Desvelos

En cierta ocasión, este amigo a que aludo me dijo: «Quisiera ser fulano» (aquí un nombre), y le dije: Eso es lo que yo no acabo nunca de comprender, que uno quiera ser otro cualquiera. Querer ser otro, es querer dejar de ser uno el que es. Me explico que uno desee tener lo que otro tiene, sus riquezas o sus conocimientos; pero ser otro, es cosa que no me la explico.Más de una vez se ha dicho que todo hombre desgraciado prefiere ser el que es, aun con sus desgracias, a ser otro sin ellas. Y es que los hombres desgraciados, cuando conservan la sanidad en su desgracia, es decir, cuando se esfuerzan por perseverar en su ser, prefieren la desgracia a la no existencia. De mí sé decir, que cuando era un mozo, y aun de niño, no lograron conmoverme las patéticas pinturas que del infierno se me hacían, pues ya desde entonces nada se me aparecía tan horrible como la nada misma.

Miguel De Unamuno " del Sentimiento trágico de la vida'

jueves, 17 de abril de 2008

Habitación de hotel

Cuando a las dos de la mañana
te llamo por teléfono desesperadamente
para decirte que haría el amor hasta morir,
detesto que como un reloj cucú
me des la hora,
me preguntes
si he tomado la pastilla para dormir,
si he ido al médico,
si he entregado por fin el artículo del periódico,
si he cenado bajo en colesterol.
Si hubiera hecho todas esas tonterías estaría igualmente insatisfecha.
y además...
considera que
no será nada frecuente,
en la poca vida que te queda,
que alguien te llame a las dos de la mañana
para decirte que haría el amor hasta morir,
porque a los cincuenta nadie tiene ganas
de hacer el amor hasta morir,
(prefieren morir de cosas normales
como cánceres, tumores, infartos cerebrales).
A los cincuenta ya nadie es romántico,todo el mundo ha aceptado el fracaso, la hipoteca,
el matrimonio vulgar, gay o hetero,
lo mismo da.
Sólo algunos locos se pierden en el mar,
en una barca solitaria,
sólo algunos locos escriben libros,
sólo algunos locos se emborrachan de alcoholes interiores,
Sólo algunas locas llaman a las dos de la mañana para decir
haría el amor hasta morir...
y sin preservativo.

Cristina Peri Rossi

Cabeza Cuadrada

miércoles, 16 de abril de 2008

El abecedario


El primer día de enero se despertó al alba y ese hecho fortuito determinó que resolviera ser metódico en su vida. En adelante actuaría con todas las reglas del arte. Se ajustaría a todos los códigos. Respetaría, sobre todo, el viejo y buen abecedario que, al fin y al cabo, es la base del entendimiento humano.Para cumplir con este plan empezó como es natural por la letra A. Por lo tanto la primera semana amó a Ana; almorzó albóndigas, arroz con azafrán, asado a la árabe y ananás. Adquirió anís, aguardiente y hasta un poco de alcohol. Solamente anduvo en auto, asistió asiduamente al cine Arizona, leyó la novela Amalia, exclamó ¡ahijuna! y también ¡aleluya! y ¡albricias! Ascendió a un árbol, adquirió un antifaz para asaltar un almacén y amaestró una alondra.Todo iba a pedir de boca. Y de vocabulario. Siempre respetuoso del orden de las letras la segunda semana birló una bicicleta, besó a Beatriz, bebió Borgoña. La tercera cazó cocodrilos, corrió carreras, cortejó a Clara y cerró una cuenta. La cuarta semana se declaró a Desirée, dirigió un diario, dibujó diagramas. La quinta semana engulló empanadas y enfermó del estómago. Cumplía una experiencia esencial que habría aportado mucho a la humanidad de no ser por el accidente que le impidió llegar a la Z. La decimotercera semana, sin tenerlo previsto, murió de meningitis .


Luisa Valenzuela


martes, 15 de abril de 2008

La mujer tigre fragmento


Hace tiempo que la estudio y, de momento, lo único que he conseguido averiguar es que duerme por la tarde, se pierde por las noches y se asoma de este lado sólo al mediodía, cuando el sol le acentúa las franjas del lomo y enciende sus pupilas piedra pómez. Desde el día en que la encontré, distraída, clavándose un colmillo en el labio con delicadeza, no he dejado de imaginar la cacería. ¿Quién cazaría a quién? Desde luego su boca promete el vértigo, la sangre, el rito de la muerte ágil. Mi arma es esta pluma: suficiente al menos, para sucumbir con dignidad. Ese temblor del costado, de las rayas de su vientre al respirar, me salpica la vista, me obsesiona. Su dulce rugir de pequeña catarata me persigue cuando sueño. Al despertar, en cambio, sueño con perseguirlo. Ella tiene demasiado olfato como para dejarse sorprender en una página. Haría falta una novela, quizá varias, para poder albergar la esperanza de que bajase la guardia por un instante, en mitad de algún párrafo. Pero para hacer eso necesitaría estudiarla durante años. Al fin y al cabo, todo consiste en engañar al tigre. El hambre, algunas veces, la obliga a acercarse con encantador disimulo y relamerse. Si todavía no me ha atacado es porque, de momento, le agrada esto que escribo, o al menos le hace gracia a su coquetería. Por mi parte, estoy dispuesto al sacrificio: la supervivencia es tan mediocre... Sé bien que le importo poco, que para ella soy, básicamente, un curioso trozo de carne. Aunque también sé que, si transcurre un par de días sin que nos veamos, ella busca cualquier pretexto para regresar y rondar mi cuento. Incluso a veces me hace el honor y decide afilarse las uñas delante de mis ojos, frotándolas contra un árbol con una lentitud exquisita. Otras veces he notado cómo se demoraba al marcharse, mientras dibujaba hipnóticas ondas con su cola manchada. Y aún más. Estoy seguro de que en su guarida de fiera inconmovible, en las noches de luna clara, se siente sola. Y de que a veces, también, hace un esfuerzo y me recuerda. "

Andres Neumann ( El que espera)

Despecho


A Violeta le sobran esos dos kilos que yo necesito para enamorarme de un cuerpo. A mí, en cambio, me sobran siempre esas dos palabras que ella necesitaría dejar de oír para empezar a quererme.
A. Newman (El que espera)

Maitena


lunes, 14 de abril de 2008

E Isso ai

Alonso Quijano "el bueno"


"Que habiendo durado mucho el mal Sancho, el bien está al llegar"

domingo, 13 de abril de 2008

Pues faltando todo, todo nos alcanza

A propósito del "Cholo soy project" de Jaime Cuadra (una fusión de música peruana y chill out )recordamos la canción original. Cholos somos todos

sábado, 12 de abril de 2008

Una realidad


Me desperté a las tres de la madrugada sobresaltado, bañado en sangre, con un puñal clavado en el medio del pecho. “¡Menos mal!”, me dije, “es sólo una realidad”. Y seguí durmiendo.
Marco Denevi.

Para la cátedra de Literatura


Enrique Buenaventura estaba bebiendo ron en una taberna de Cali, cuando un desconocido se acerco a su mesa. el hombre se presento, era de oficio, albañil, a sus ordenes, para servirlo:
- Necesito que me escriba una carta. Una carta de amor.
- Yo?
- Me han dicho que usted puede.
Enrique no era especialista, pero hincho el pecho. El albañil aclaro que el no era analfabeto.
-Yo puedo escribir. Pero una carta así, no puedo.
- Y para quien es la carta?.
- Para... ella.
- y usted que quiere decirle?.
- Si lo se, no le pido.
Enrique se rasco la cabeza. Esa noche puso manos a la obra.
Al día siguiente el albañil leyó la carta.
- Eso- dijo, y le brillaron los ojos-. Eso era. Pero yo no sabia que era eso lo que yo quería decir.


Eduardo Galeano

The Dragon Gate

In the middle of the ocean, there is a special place, which is a Dragon Gate. It has this wonderful property: any fish that swims through it immediately turns into a dragon. However, the Dragon Gate does not look any different from any other part of the ocean. So you can never find it by looking for it. The only way to know where it is, is to notice that the fish who swim through it become dragons. However, when a fish swims through the Dragon Gate, and becomes a dragon, it doesn’t look any different. It just looks like the same fish it was before. So you can’t tell where the Dragon Gate is by looking closely to find just where the change takes place. Furthermore, when fish swim through the Dragon Gate and become dragons, they don’t feel any different, so they don’t know that they have change into dragons! They are just dragons from then on.

Lé petit morte


No nos da risa el amor cuando llega a lo más hondo de su viaje,a lo más alto de su vuelo: en lo más hondo, en lo más alto,nos arranca gemidos y quejidos, voces de dolor, aunque sea jubiloso dolor,lo que pensándolo bien nada tiene de raro,porque nacer es una alegría que duele.Pequeña muerte, llaman en Francia a la culminación del abrazo,que rompiéndonos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza.Pequeña muerte, la llaman;pero grande , muy grande ha de ser, si matándonos nos nace.
Eduardo Galeano

El emigrante

-Olvida usted algo ?
- Ojala
Luis Felipe Lomeli

Comestible: Adjetivo

Dícese de lo que es bueno para comer, y fácil de digerir, como un gusano para un sapo, un sapo para una víbora, una víbora para un cerdo, un cerdo para un hombre, y un hombre para un gusano.

Bierce ( diccionario del diablo)

Distancia


A doscientos metros no podemos saber si una mujer es bella. A unos centímetros todas son iguales.La percepción de la belleza necesita cierto margen espacial, que varía no solo de acuerdo al observador, sino también de acuerdo al objeto observado. Entre nosotros decíamos sobre algunas mujeres, utilizando una expresión ya convenida, "tiene buen lejos", pues a cierta distancia parecía guapa, pero apenas se acercaba no lo era. Otras en cambio tienen "buen cerca", pero al alejarse notamos que son desproporcionadas o flacas o con las piernas torcidas.¿Que distancia debe servirnos de patrón para dar un veredicto estético sobre una persona? Un amigo, a quien hice esta consulta, me respondió: 'La distancia de la conversación'.

Julio Ramon Ribeyro Prosas apátridas.

viernes, 11 de abril de 2008

Pancho Villa



Había nacido llamándose Doroteo Arango. Pancho Villa era otro, un compañero de banda, un amigo, el mas querido: cuando los guardias rurales mataron a Pancho Villa, Doroteo Arango le recogió el nombre y se lo quedo. El paso a llamarse Pancho Villa , contra la muerte y el olvido, para que su amigo siguiera siendo.
Eduardo Galeano

Pa' que este amor crezca mas






Juan Diego Florez Y Gian Marco concierto benefico para los deudos del terremoto. "Hoy"

Patología


“Me abandoné a la placidez del sueño y, cuando regresé a la vigilia, me vi empapado y temblando de miedo. Me perdí detrás de una mujer, y cuando me di cuenta, estaba desnudo y sin un centavo. Me dejé flotar en el vaivén de las olas, y cuando volví en mí, me hacían respiración artificial. Definitivamente, no puedo dejarme solo.”
De Raul Brasca

Aviso Oportuno

“Se solicitan fantasmas para devolver la capacidad de asombrar. Interesados, favor de presentarse sorpresivamente.

Vetusta Morla

miércoles, 9 de abril de 2008

El arte de la seducción


*En la página 64 le habían desvelado una técnica que le permitiría aproximarse a una mujer hermosa de un modo totalmente calmado y relajado, para que pudiera comportarse y hablarle con confianza.
*En la página 107 le habían dado las claves para hacer que su personalidad resultase interesante para las mujeres.
*En la página 145 le explicaban los siete motivos principales por los que una mujer te dice que tiene novio y por qué no debería importarte lo más mínimo, para más adelante, en la página 150, neutralizar el hecho de que ella tenga novio y convertirlo en una oportunidad para proyectar una atractiva personalidad magnética y carismática de uno mismo.
Llegado a aquel punto, aburrido y abatido, decidió dejar el libro la ciencia de la seducción sobre la mesita, limpiar con el esmero de siempre su calzado y bajar a tomar una copa.
Sin darse cuenta, sin pretenderlo, posó su zapato negro en el reposapiés de la banqueta de ella.
Ella había decidido no continuar esperando, pagar su café y olvidarle para siempre, cuando sintió junto a su zapato rojo un imán que le impedía levantarse. Y, llamando al camarero con un gesto leve, sintiendo que el estremecimiento ya alcanzaba la rodilla, pidió otro café.

leif motiv

El hombre no puede vivir plenamente si no hay algo capaz de llenar su espíritu hasta el punto de desear morir por ello. ¿Quien no descubre dentro de si la evidencia de esta paradoja? lo que nos incita a morir nos excita a vivir. Ambos resultados en apariencia contradictoria, son, en verdad, los dos haces de un mismo estado de espíritu. Solo nos empuja irresistiblemente hacia la vida lo que por dentro inunda nuestra cuenca interior. Renunciar a ello seria para nosotros mayor muerte que con ello perecer. Por esa razón, yo no he podido sentir nunca hacia los mártires admiración sino envidia. Es mas fácil lleno de fe morir que exento de ella arrastrarse por la vida.

Ortega y Gasset

Qué es el hombre????..


"El hombre es un miembro del reino animal, del filum de lo cordados, del subfilum de los vertebrados, de la clase de los mamíferos, de la subclase de los euterios, del grupo de los placentarios, del orden de los primates, del suborden de los pitecoides, del infraorden de los catarrinos, de la familia de los hominoides, de la subfamilia de los homínidos, del género homo y de la especie de los estúpidos".

Marco Aurelio Denegri.

Anónimo


Un hombre de cierta edad vino a la clínica donde trabajo para hacerse curar una herida en la mano. Tenía bastante prisa, y mientras se curaba le pregunté ¿Qué era eso tan urgente que tenía que hacer ? . Me dijo que tenía que ir a una residencia de ancianos para desayunar con su mujer que vivía allí. Me contó que llevaba algún tiempo en ese lugar y que tenía un "Alzeimer " muy avanzado. Mientras acababa de vendar la herida, le pregunté si ella se alarmaría en caso de que él llegara tarde esa mañana. No -me dijo- Ella ya no sabe quién soy. Hace ya casi cinco años que no me reconoce. ¿ Entonces ? le pregunté extrañado. Y si ya no sabe quién es usted, ¿ Por qué esa necesidad de estar con ella todas las mañanas? Me sonrió y dándome una palmadita en la mano me dijo: -"Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella". Tuve que contenerme las lágrimas mientras salía y pensé: "Esa es la clase de amor que quiero para mi vida". El verdadero amor no se reduce a lo físico ni a lo romántico. El verdadero amor es la aceptación de todo lo que el otro es, de lo que ha sido, de lo que será y de lo que ya no es.

Carta de Miguelito Pitti a Mafalda (40 años despues)


Querida Mafalda:
En este día tan especial me acordé de tu cumpleaños...¡Como pasa el tiempo!
Nacimos en el corazón de un país que soñaba. ¡Cuántas utopías! ¡Cuántos deseos de crecer, de mejorar las cosas!.
Nos tocó convivir con un tiempo de hombres creativos:
Luther King,Che Guevara, Juan XXIII, John Kennedy; nos trasmitieron el sentido de la justicia, el valor de los sentimientos, la maravillosa aventura de pensar con la propia cabeza.
Ayer me preguntaba por nuestra amiga Libertad, aquella
pequeñita que un día encontraste en una playa, no me acuerdo si era Santa Teresita oMar del Tuyú, me acuerdo todavía cuando la presentaste a tus padres.Era vivaracha y quemadita por el sol de febrero.¿Dónde vive Libertad? ¿Es verdad que la mataron durante la dictadura? . Dicen que la torturaron y su cuerpo desapareció en el Río de laPlata. Me cuesta pensar que se murieron sus sueños. ¿Y si vive? ¿Estará filosofando sobre la fragilidad de las cosas y el sentido de la vida?.
¿Que fue de
Susanita? ¿Se casó? ¿Pudo realizar su vocación de ser madre?
La imagino viviendo en alguna ciudad de provincia, paseando del
brazo del marido (un hombre bajo y calvo) en una tarde de verano, contenta
con sus hijos y cuidando el primer nieto, realizada como tantas comunes mujeres.
Supe de
Manolito, que perdió sus ahorros durante el corralito y no soportó tanta crisis. .Los últimos días lo vieron cabizbajo, murmurando palabras incoherentes, abandonado como un mendigo en una estación de trenes, triste y
abatido como tantos.
Sé que
Felipe vive en La Habana, que probó con el cine, que tieneun taxi y que habla a los turistas de Fidel y de la revolución con el mismo entusiasmo de cuando vivía en Buenos Aires.
A Guille, tu hermano, lo escuché tocar, hace poco, en la
Scala de Milano. Vive en Ginebra, nunca se arrepiente de haber emigrado en los últimos años de Alfonsín, me contó que es feliz con su nueva pareja.
Y vos, querida amiga, ¿como estás?
Hace tanto tiempo que no tengo noticias tuyas.
Sé, por otros, que seguís escuchando la radio, que lees los diarios del mundo, que te duele el
Irak como te dolía Vietnam, sé que trabajas Para la FAO por los pueblos del hambre, que estás indignada por la prepotencia de Bush. Me llegó tu pedido para juntar medicinas para los
médicos sin fronteras, sé que siguen las reuniones en tu casa de París, que estás confundida, inquieta y preocupada por el futuro del mundo...
En fin,
Mafalda, sé lo suficiente como para saber que seguís viva, viva en el alma, niña como siempre.
De parte mía sigo escribiendo siempre, renegando porque me falta tiempo; creyendo, como siempre, en el valor de la sinceridad,
perdiendo oportunidades por manifestar mis ideas. Algunos días estoy triste y
deprimido, pero puede siempre más la alegría que la tristeza..
El mundo no mejoró mucho desde la época en que vivíamos juntos en nuestra patria.
A veces, cuando miro el globo terráqueo, encuentro tu mirada,
pienso en todos aquellos que lo miran como vos, en los ojos de los que
protestan, de los que no se conforman, y de los que viven en la
atmósfera del optimismo y de la justicia.
Esos ojos, junto a los míos, te desean un buen día, querida amiga,
por otros cuarenta años tan intensos y jóvenes como los que has vivido.
Un beso grande de tu amigo que te quiere como siempre.

Miguelito.

martes, 8 de abril de 2008

Mar Adentro


Mar adentro, mar adentro,
y en la ingravidez del fondo
donde se cumplen los sueños,
se juntan dos voluntades
para cumplir un deseo.

Un beso enciende la vida
con un relámpago y un trueno,
y en una metamorfosis
mi cuerpo no es ya mi cuerpo;
es como penetrar al centro del universo:

El abrazo más pueril,
y el más puro de los besos,
hasta vernos reducidos
en un único deseo:

Tu mirada y mi mirada
como un eco repitiendo, sin palabras:
más adentro, más adentro,
hasta el más allá del todo
por la sangre y por los huesos.

Pero me despierto siempre
y siempre quiero estar muerto
para seguir con mi boca
enredada en tus cabellos.

Strip tease



Quítate el sombrero
si lo tienes
quítate el pelo
que te abandona
quítate la piel
las tripas los ojos
y ponte un alma
si la encuentras



Blanca Varela

Un señor cortado al medio

De Lucas Varela (dibujante y orate argentino)

El enamoramiento

El enamoramiento es una obsesión, una enfermedad. El mundo se reduce a la persona amada y ésta explica todo, desde la física cuántica hasta la reproducción de las amebas. Su mayor virtud es su teatralidad. El amor, en cambio, es un sentimiento totalizador, es un sentimiento mayor. Menos intenso, menos loco, pero más pleno. Como los orgasmos: Mientras más lentos, serenos y respirados, más recordados.

Juan Claudio Lechín.

Tan triste como ella (Dedicatoria del libro)

Querida Tantriste:

Comprendo, a pesar de ligaduras indecibles e innumerables, que llego el momento de agradecernos la intimidad de los últimos meses y decirnos adiós. Todas las ventajas serán tuyas. Creo que nunca nos entendimos de veras; acepto mi culpa, la responsabilidad y el fracaso. Intento excusarme ( esto entre nosotros, claro) invocando la dificultad que impone navegar entre dos aguas durante X paginas. Acepto también, como merecidos, los momentos dichosos. En todo caso, perdón. Nunca mire de frente tu cara, nunca te mostré la mía.

Onetti.

Eungenio Salvador



La bella durmiente del bosque y el principe


“La Bella Durmiente cierra los ojos pero no duerme. Está esperando al príncipe. Y cuando lo oye acercarse, simula un sueño todavía más profundo. Nadie se lo ha dicho, pero ella lo sabe. Sabe que ningún príncipe pasa junto a una mujer que tenga los ojos bien abiertos.

Denevi. Antología precoz

Hombre

Egon Schiele 1917 ( The embrace)
Siempre quise enamorarme de un hombre que no tuviera ombligo. Y lo encontré luego de haberlo buscado, sin admitirlo, durante un largo tiempo. Muchas veces frustré relaciones amorosas contundentes que tenían ombligos arrasadores.Uno de esos amores abandonados descubrió mi debilidad y quiso desacreditarme. Para eso me comparó con “las mujeres que no saben volar”. Minimizó mi deseo con argumentos falaces: sólo los poetas le ponen nombre a deseos celestiales. Razón siguiente, me acusó de ser subterránea y mezquina por ambicionar a un hombre sin historia.Mi hombre desombligado tiene historia. Todos tenemos una o la inventamos. No sé si la suya es verdadera pero a mí me alcanza recorrer su cuerpo y besar la lisura de su abdomen. Sin centro ni márgenes. Es un cuerpo sin dobleces. Puedo empezar a amarlo desde cualquier sitio porque está inevitablemente desnortado. Sin recuerdos y con la creencia de que solo nace cada vez que nos amamos.


Marta Urtasún

Primavera con una esquina rota ( fragmento)

Beatriz (la polución)

Dijo el tío Rolando que esta ciudad se está poniendo imbancable de tanta polución que tiene. Yo no dije nada para no quedar como burra pero de toda la frase sólo entendí la palabra ciudad. Después fui al diccionario y busqué la palabra imbancable y no está. El domingo, cuando fui a visitar al abuelo le pregunté qué quería decir imbancable y él se río y me explicó con buenos modos que quería decir insoportable. Ahí sí comprendí el significado porque Graciela, o sea mi mami, me dice algunas veces, o más bien casi todos los días, por favor Beatriz por favor a veces te pones verdaderamente insoportable. Precisamente ese mismo domingo a la tarde me lo dijo, aunque esta vez repitió tres veces por favor por favor por favor Beatriz a veces te pones verdaderamente insoportable, y yo muy serena, habrás querido decir que estoy imbancable, y a ella le hizo gracia, aunque no demasiada pero me quitó la penitencia y eso fue muy importante. La otra palabra, polución, es bastante más difícil. Esa sí está en el diccionario. Dice, polución: efusión de semen. Qué será efusión y qué será semen. Busqué efusión y dice: derramamiento de un líquido. También me fijé en semen y dice: semilla, simiente, líquido que sirve para la reproducción. O sea que lo que dijo el tío Rolando quiere decir esto: esta ciudad se está poniendo insoportable de tanto derramamiento de semen. Tampoco entendí, así que la primera vez que me encontré con Rosita mi amiga, le dije mi grave problema y todo lo que decía el diccionario. Y ella: tengo la impresión de que semen es una palabra sensual, pero no sé qué quiere decir. Entonces me prometió que lo consultaría con su prima Sandra, porque es mayor y en su escuela dan clase de educación sensual. El jueves vino a verme muy misteriosa, yo la conozco bien cuando tiene un misterio se le arruga la nariz, y como en la casa estaba Graciela, esperó con muchísima paciencia que se fuera a la cocina a preparar las milanesas, para decirme, ya averigüé, semen es una cosa que tienen los hombres grandes, no los niños, y yo, entonces nosotras todavía no tenemos semen, y ella, no seas bruta, ni ahora ni nunca, semen sólo tienen los hombres cuando son viejos como mi padre o tu papi el que está preso, las niñas no tenemos semen ni siquiera cuando seamos abuelas, y yo, qué raro eh, y ella, Sandra dice que todos los niños y las niñas venimos del semen porque este liquido tiene bichitos que se llaman espermatozoides y Sandra estaba contenta porque en la clase había aprendido que espermatozoide se escribe con zeta. Cuando se fue Rosita yo me quedé pensando y me pareció que el tío Rolando quizá había querido decir que la ciudad estaba insoportable de tantos espermatozoides (con zeta) que tenía. Así que fui otra vez a lo del abuelo, porque él siempre me entiende y me ayuda aunque no exageradamente, y cuando le conté lo que había dicho tío Rolando y le pregunté si era cierto que la ciudad estaba poniéndose imbancable porque tenía muchos espermatozoides, al abuelo le vino una risa tan grande que casi se ahoga y tuve que traerle un vaso de agua y se puso bien colorado y a mí me dio miedo de que le diera un patatús y conmigo solita en una situación tan espantosa. Por suerte de a poco se fue calmando y cuando pudo hablar me dijo, entre tos y tos, que lo que tío Rolando había dicho se refería a la contaminación atmosférica. Yo me sentí más bruta todavía, pero enseguida él me explicó que la atmósfera era el aire, y como en esta ciudad hay muchas fábricas y automóviles todo ese humo ensucia el aire o sea la atmósfera y eso es la maldita polución y no el semen que dice el diccionario, y no tendríamos que respirarla pero como si no respiramos igualito nos morimos, no tenemos más remedio que respirar toda esa porquería. Yo le dije al abuelo que ahora sacaba la cuenta que mi papá tenía entonces una ventajita allá donde está preso porque en ese lugar no hay muchas fábricas y tampoco hay muchos automóviles porque los familiares de los presos políticos son pobres y no tienen automóviles. Y el abuelo dijo que sí, que yo tenía mucha razón, y que siempre había que encontrarle el lado bueno a las cosas. Entonces yo le di un beso muy grande y la barba me pinchó más que otras veces y me fui corriendo a buscar a Rosita y como en su casa estaba la mami de ella que se llama Asunción, igualito que la capital de Paraguay, esperamos las dos con mucha paciencia hasta que por fin se fue a regar las plantas y entonces yo muy misteriosa, vas a decirle de mi parte a tu prima Sandra que ella es mucho más burra que vos y que yo, porque ahora sí lo averigüé todo y nosotras no venimos del semen sino de la atmósfera.

Mario Benedetti

lunes, 7 de abril de 2008

Joaquin Lavado " Quino"


Madame Bovary (fragmento)


Tantas veces le había oído decir estas cosas, que no tenían ninguna novedad para él. Ella se parecía a una mas de sus amantes; y el encanto de la novedad cayendo poco a poco como un vestido, dejaba al desnudo la eterna monotonía de la pasión que tiene siempre las mismas formas y el mismo lenguaje. Aquel hombre con tanta práctica no distinguía la diferencia de los sentimientos bajo la igualdad de las expresiones. Porque labios libertinos o venales le habían murmurado frases semejantes, no creía sino débilmente en el candor de las mismas; había que rebajar, pensaba él, los discursos exagerados que ocultan afectos mediocres (como si la plenitud del alma no se desbordara a veces por las metáforas más vacías) puesto que nadie puede jamás dar la exacta medida de sus necesidades, ni de sus conceptos, ni de sus dolores, y la palabra humana es como un caldero cascado en el que tocamos melodías para hacer bailar a los osos, cuando en realidad quisiéramos conmover a las estrellas.


Gustave Flaubert.

La normalidad

Aún existe la vida normal. Sobrevive silenciosa y saludable las 24 horas del día inmune a la capa de mugre cotidiana. Vida normal es la satisfacción personal de acertar con la exacta cantidad de sal sobre la primera mordida a un huevo duro. Es la hija que empuja la carreta del supermercado con el tesón propio de la exploración de la Vía Láctea en busca de Fanta. Por su carácter elemental la normalidad suele ser ajena a demostraciones de vulgaridad, lo que le resta potencial mediático. Tal vez por ello nadie habla de ella.
Los practicantes de este estilo de vida deben constituir una mayoría, pero a nadie le importa, empezando por ellos mismos. Prefieren disfrutar aliviados del anonimato, pudorosos ante la posibilidad que alguien los llame a escena a protagonizar alguna insensatez de aquellas que llaman 'divertidas'.


Jaime Bedoya ( Cáretas)

Retrato

" ...y el lecho donde yago"

Tercer movimiento ( Para hcer el amor se necesita)

Tercer movimiento
Para hacer el amor debe evitarse un sol muy fuerte sobre los ojos de la muchacha, tampoco es buena la sombra si el lomo del amante se achicharra para hacer el amor.Los pastos húmedos son mejores que los pastos amarillos pero la arena gruesa es mejortodavía.Ni junto a las colinas porque el suelo es rocoso ni cerca de las aguas. Poco reino es la cama para este buen amor.Limpios los cuerpos han de ser como una gran pradera: que ningún valle o monte quede oculto y los amantes podrán holgarse en todos sus caminos. La oscuridad no guarda el buen amor.El cielo debe ser azul y amable, limpio y redondo como un techo y entonces la muchacha no verá el Dedo de Dios. Los cuerpos discretos pero nunca en reposo, los pulmones abiertos, las frases cortas.Es difícil hacer el amor pero se aprende.

Perfil


Juzgando incansablemente al mundo, camina con aires de grandeza el muchacho. A veces se le tilda de loco y eso le agrada, o mejor dicho no le incomoda, ya que entiende esa "locura" como una superioridad intelectual; y probablemente la tenga, y probablemente ese sea su principal problema. Aveces pícaro, a veces caballeroso, pero siempre con intención, siempre midiendo a la gente, siempre aprendiendo algo, siempre analizando; desesperado por enseñar y por demostrar su sabiduría y su cultura. Exageradamente perceptivo, por consiguiente astuto, pero a la vez paranoico y un tanto obsesivo. Flaco, débil y vulnerable. Pareciera como si cada día que pasa se consumiera un poquito. El adjudica su estado físico a la malaria, pero cuando no tiene ganas de explicar el proceso de su enfermedad, seriamente argumenta que su desgaste de debe a la intensa vida sexual que hasta ahora ha llevado. A pesar de su aspecto un poco deteriorado, no deja de ser atractivo, ya que sus recursos adulatorios y su facilidad de palabra logran impresionar generalmente a las mujeres. Muy locuaz cuando no esta con nauseas, y perspicaz cuando no es impertinente. He aprendido que conocerlo es un proceso, porque siempre me sorprende, pero lo mas importante es que he aprendido a quererlo a pesar de ser una persona verdaderamente insoportable.
Daniela Bibolini 1,994